miércoles, 14 de marzo de 2018

Planifico el viaje por la emoción

El escritor y periodista Javier Reverte compartió con los lectores su experiencia adquirida a lo largo de sus múltiples viajes.

Reverte, cuyo primer viaje sorpresa fue a los 10 años cuando lo llevaron a conocer el mar, se declaró amante de los viajes en barco por ríos y mares porque la duración es más larga, el tiempo pasa más despacio y el espacio es más amplio lo que permite conocer y conversar con las personas, algo fundamental para un escritor.

Sus viajes los planifica desde la emoción, obviando en muchas ocasiones los monumentos por ser algo inanimado. Durante unos 3 meses de preparación, lee todo lo que puede relacionado con su viaje y diseña un recorrido que, casi nunca cumple. Le apasiona la sorpresa.

Como respuesta a alguna anécdota divertida que le impactara de forma especial, el escritor narró su recorrido por el lago Turcana en Etiopía en un Ferry durante día y medio en el que el lugar habitual de los coches estaba ocupado por ovejas y una vaca que, en un momento dado, se puso nerviosa y el Segundo de a bordo le invitó a torearla por el hecho de ser español.

Reverte ha recorrido los cinco continentes y afirma que "la comunicación no es tan difícil" ni siquiera cuando no se encuentra un idioma común, ya que él siempre se ha hecho entender con gestos, señas y sonrisas.

Hacia el mes de mayo, tendremos su nuevo libro:  Confines. Navegando aguas árticas y antárticas, donde nos va a contar dos viajes a los extremos del mundo, uno al norte y otro al sur, ambos cerca de los 90 grados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario